miércoles, 12 de junio de 2013

Patatas al horno. Más rápido con la ayuda del microondas

Ya sabéis que yo uso bastante el microondas, no solo para calentar o descongelar, sino principalmente como ayuda para aligerar la cocción por el "método tradicional".

Os cuento por ejemplo cómo hago las patatas al horno (al horno tradicional) - una guarnición que a mis hijos les encanta y admite muchas variaciones según las especias, hierbas o salsas con que las condimentes-, pero ayudada por el microondas, porque yo para esto de la cocina soy más del aquí te pillo aquí te mato, que de planificar menús y, además, cada vez soy más consciente de que acabo siempre haciendo platos de media hora. Debe ser de tanto ver los programas de Jamie Oliver y de Julius :-D
Como todas las recetas que comparto aquí con vosotros, es más sencilla que el mecanismo de un botijo y el resultado es éste:


Al ser patatas al horno asadas con su piel, se necesitan patatas nuevas, lavadas.
- Calcula la cantidad de patatas que necesitas, enjuágalas para quitarle cualquier resto de suciedad en la piel.
- Córtalas a cachos con su piel como se ve en la foto (ten siempre en cuenta que, si en lugar de cortar el trozo completamente con el cuchillo, las acabas de cortar tronchándolas, como los cachelos, se hacen un poco más rápido). Sálalas
- Ponlas en una olla (si es posible que se tape herméticamente) en el microondas, con medio dedo de agua en el fondo, ya que la idea es que se hagan como al vapor.


- Cuece dependiendo de la cantidad de patatas. Para un kilo (unas 7 medianas) te llevará unos 10 min. A mitad del tiempo agita la olla un poco, sin abrir, para que se renueven las que tocan el agua.
- Saca del micro.

Unta una bandeja de horno con un poco de aceite para que no se peguen y esparce las patatas, una vez escurridas.
Ahora es el momento de espolvorearlas con las hierbas o especias que quieras, o dejarlas tal cual para luego ponerles salsa.


Pon la bandeja en la parte superior del horno y usa únicamente el grill durante 5 o 6 minutos.
Y el resultado ya lo habéis visto al inicio de esta entrada.

Os garantizo que salen muy tiernas y tienen todo el sabor de la patata asada al horno. Si las hubiéramos asado solo usando el horno hubiéramos necesitado al menos media hora, por eso, al usar el microondas en un paso previo ahorramos tiempo de cocción y por tanto también se ahorra dinero, y el ahorro es doble, ya que el microondas, además, siempre consume menos que el horno ;-)
Ya me diréis si os gustan, que espero que sí
♥ ♥ ♥

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.