sábado, 4 de mayo de 2013

El mundo podría ser más divertido

Me pongo a leer los periódicos digitales por la mañana, mientras desayuno, y ya se sabe lo que es Internet, una página te lleva a otra y esa a otra y te lías... total que echo media mañana pero, además de enterarme de cómo va el mundo, me entretengo un montón y encuentro cosas interesantísimas, o en este caso, ideas geniales que te hacen la vida mucho más divertida.

La empresa Volkswagen lleva tiempo patrocinando una iniciativa que constata que algo tan simple como la diversión sirve para mejorar el comportamiento ciudadano. Se denomina The fun theory y algunas de las ideas, que les llegan de todas partes del mundo, son geniales. ¡Qué suerte tienen en Estocolmo de que se pongan allí en práctica!



Me encantan las Escaleras Piano:


O el Contenedor de Botellas Arcade:


Pero mi preferida está entre las finalistas. Es la Máquina de Refrescos Tragalatas, que ha presentado Vittorio Pavesi de Italia... Es que ya sabéis que a mí lo del chafalatas me parece un cacharro bastante práctico :-D
¿Cómo hacer que más gente recicle latas de refresco? Convertimos una máquina de refrescos normal en una tragaperras, donde en lugar de monedas usamos latas vacías como créditos para jugar. Chafas tu lata, haces girar la rueda y los afortunados ganan una lata fría de refresco.

Cuando vas por la calle y algo te arranca una sonrisa, por un momento ves el mundo de forma más positiva y eres un poco más feliz.
¿No sería genial vivir en un mundo donde te encontraras escaleras-piano, tragaperras de latas de refresco o un patito de goma gigante flotando en el puerto? 


Este "patito" de goma que acaba de recalar en el puerto Victoria de Hong Kong después de haber visitado desde 2007 ciudades como St. Nazaire (Francia), Sao Paulo (Brasil), Auckland (Nueva Zelanda), Hasselt (Bélgica), Osaka e Hiroshima (Japón), Sydney (Australia), Nürnberg (Dinamarca), entre otras, es obra del artista danés Florentijn Hofman cuyas esculturas al aire libre se caracterizan por sus grandes dimensiones, pero el patito, de 16 metros de alto, va camino de convertirse en su obra más icónica. ¿No me digáis que no es tierno?

¡Feliz fin de semana!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.