lunes, 27 de mayo de 2013

No me gustan los "me gusta"

Estoy sobresaturada de me gusta. Esta obsesión por conseguir a toda costa  que la gente te siga y se convierta en vocero de lo que haces o cuentas, me parece que se está yendo de madre.


Tengo que confesaros que aún no acabo de entender del todo la fascinación por las redes sociales ni la manera como la gente se integra en ellas.



No acabo de entender la pertinencia de tener 387 amigos en Facebook de los que a un puñado no conoces, pero te parecieron interesantes en su día cuando el mismo Facebook te dijo lo de ¿conoces a fulanito, menganito y 8 más?, otro puñado los has aceptado porque son amigos de tus amigos, pero tampoco los conoces (y hasta es probable que lo mismo le suceda a tus amigos porque formen parte de su primer puñado), un tercer grupillo lo forman los que has aceptado por tener algo en común contigo en la vida real, aunque ese algo en común sea muy vago, como que sean o hayan sido alumnos de tu misma facultad, o sean scouts si tú lo eres, o sean de tu ciudad... ese tipo de "algo en común" que tenemos la mayoría de los mortales con otro mortal. Y quitando todo ese maremágnum (tentada he estado de poner morralla), te quedan solo dos grupitos de amigos: Los que realmente son conocidos tuyos, aunque tu relación con ellos sea puramente casual, como los amigos de tu hermana a los que ves muy de uvas a peras, tu farmaceútico, la cajera del super... Y finalmente tus amigos en la vida real y tu familia, que en ocasiones pueden ser cuatro gatos, habiendo empezado con cientos.
Tengo mucho que aprender en referencia a Facebook, ya lo digo previamente, pero si yo, que tengo sólo 11 amigos y 7 páginas favoritas, me desespero cuando abro las noticias y veo montones de entradas referentes a gente que no conozco, porque a mis amigos le gustan o porque se han etiquetado en ellas, pues imaginaos con 387 ¡lo de desesperarse se queda corto!

En la sociedad digital parece que casi todo se hace a golpe de megusta. Encuentras algo interesante y vas a pedir más información y te topas con que previamente tienes que dar un megusta en Facebook o hacerte seguidor en twitter. Te mandan un descuento para compras y está supeditado a que hayas dado un megusta. Y odio entrar en un blog, de fondos gratis para blogger, por ejemplo y que para bajarte un fondo tengas obligatoriamente que seguirlos en alguna de las redes sociales. ¿No los anuncias como gratuitos? ¿No te vale con que siga tu blog? ¿Tengo que seguirte redundantemente?. La gratuidad condicionada, que se llama esto.

Y claro, con tanta tontería en el uso del iconcito y la frase, acabas viendo contrasentidos, como me pasa cada día en la web del 20minutos. Estás leyendo una noticia y te sale una pantallita con otras noticias que también pudieran interesarte (al loro, 20minutos, quedaos con la frase: También te puede interesar) pero como es más corto y está más de moda sustituir esa frase por Me gusta pues pasa lo que pasa:






A ver... Que gustar en español, por mucho que le pese a Facebook, sigue teniendo el significado de siempre: Agradar, parecer bien, o sea que o hay mucho psicópata suelto o nos estamos confundiendo mucho con el uso de la frasecita.

Y luego están los salvadores del mundo, que hay muchos y variados, pero como ejemplo traigo a la Caja Rural, que (supongo que) ante la desesperación de no conseguir seguidores de su página, porque a ver ¿a quién le gusta hoy en día un banco?, pasa al ataque de la manera más vergonzante y por cada megusta nos ofrece donar un kilo de comida al Banco de Alimentos. ¿Me estás comprando?. ¿No puedes hacer una campaña de donación de alimentos sin contraprestaciones?. La solidaridad condicionada, que se llama a esto.



Estaba yo montando esta entrada, pensando en que con tanto clicar en la manecita pulgar arriba, se nos va el norte, perdemos de vista lo realmente importante y acabamos creyendo que con ese gesto ya está todo hecho y ¡mira por donde! viene Unicef a apoyarme la tesis ya que ayer ha tenido que recordarnos directamente que por muchos millones de manecitas que reúnan en su página de Facebook, si no van acompañadas de un gesto verdadero y real, o sea la donación de 4€ por vacuna, poco camino tienen andado. Vamos, lo que vendría a ser aquello de ♫♫menos samba y más traballar♫♫ que ya nos vale tanta "solidaridad de sillón".
Como cualquier otra noticia, está en toda la prensa pero os dejo el enlace a Europapress:
Unicef critica los 'Me Gusta' de Facebook: "No salvan vidas"

Lo dicho: No me gustan los "me gusta"
♥ ♥ ♥

2 comentarios :

  1. A ver!!! Tu comentario, bajo mi punto de vista es "la mar" de acertado u más y, al igual que a tí, tampoco me gustan los "me gusta" y el uso al que han derivado.
    Dicho esto, quisiera añadir algunas opiniones propias...
    Desde que hago uso de Face, no he dejado de pedir por activa y pasiva que, al igual que hay un megusta, también haya un no me gusta pues, en multitud de ocasiones te ves pinchando "me gusta" a noticias que en absoluto te gustan, sino que te parece bien que alguien las haya subido al muro. Pongase por caso: Muren dos niños por una explosión de gas, en el Edf. Cortés de la c/ Murillo, en Villa Torpe... Yo que soy bombero, leo todo este tipo de noticias y además tengo que decir que entre mis contactos feisbusianos, que hay algunos bomberos, es normal que nos pasemos ese tipo de información, por que siempre se aprende o descubre algo... Ahora!!!... Mi psiquis, cuando pincho me gusta, entra en confrontación conmigo mismo, pues...la noticia en sí, para nada me gusta; ni el hecho que se relata; pero por el conbtrario si me gusta el tener información especifica de ese hecho que puede enriquecer mis conocimientos profesionales...
    ¿Me estoy enrollando?... Pues para no hacerlo, supongo que me estás entendiendo, asi que...¿Que hago ante esta tesitura tan repetida: Ya no pincho "me gusta" y más bien me voy directamente a "comentar" y asi expreso mi opinión.
    Claro eso para gente que le dedica tiempo es factible, pero para los que ven el face de pasadilla se vuelve un engorro y acaban, o pinchando el dichoso mg y a volar, o pasan soberanamente.
    Dicho esto, que es mi opinión, ahora te doy un consejo en referencia a tu queja por tanta cosa como te aparece de tus amigos , los amigos de tus amigos; los amigos de los amigos de tus amigos y así sucesivamente. Facebook tiene una serie de filtros para que puedas minimizar al máximo esa proliferación de mensajes. Lo único que tienes que hacer es activarlos y verás como se nota...¡Te lo digo yo!
    Otro consejo sería...así lo he hecho yo: Pasar de tanto contacto la mayoría intrascendente a los que verdaderamente hacen uso de la red social y con cierta frecuencia aportan cosas que son de tu interes. Con esta premisa, y casi de un plumazo he dejado mis contactos a escasamente 50, de tantos como tenía, y de los que me quedan se que encuentro en ellos comunicación relativamente fluida. Tengo que decir en favor de algunos de ellos, que no los conozco en lo personal, pero que a través de Face hemos llegado a hacer buena ciber amistad y me aportan lo que espero de ellos, siempre por medio de Facebook.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los consejos :-) Voy a ponerme a ello.
      Y tienes razón, exteriormente y para enlazar contenido con Facebook, debería haber dos botoncitos, el de "me gusta" y el de "compartir" para poder elegir, que son cosas bien distintas.

      Eliminar

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.