jueves, 7 de febrero de 2013

Un cacharro para nada inútil: El hervidor

Ayer, haciéndome un tesecito a media tarde, me dio por pensar en lo que me facilita la vida en la cocina el hervidor de agua y que tenía que compartir la experiencia con vosotros.
Supongo que habéis visto un hervidor eléctrico. A priori piensas ¡vaya cacharro inútil! pero no, ya os digo que hace muchísimo apaño en una cocina.

Hervidor de agua      Hervidor de agua   


En casa el hervidor entró cuando Luis David volvió de Londres. Después de nueve meses allí, se había aficionado al té. A mí el té es una bebida que me gusta bastante. Sobre todo el rooibos, que se conoce como té desteinado, aunque en realidad es una planta africana distinta de la planta del té, que se bebe en infusión y se comercializa con diversos sabores. Me aficionó mi prima MariCarmen, y cuando voy a Barcelona o ella viene, hay un notable mercadeo de rooibos con chocolate y canela, con caramelo y almendras, con nata y tofee, con tiramisú... Aquí en Granada no encuentro tantas variedades, así que cuando algún amigo va a Sevilla, me hace el favor de comprarme dos o tres variedades en ASUCA que también tiene tienda online.

A ver, Marga, que te dispersas.

Estaba contándoos que el hervidor entró en casa cuando Luis David volvió de Londres, porque para un tesecito que yo me hacía, calentaba el agua en el microondas, pero allí usaban el hervidor y cuando en el Lidl lo pusieron de oferta, cayó inmediatamente, a petición del "inglés". Tampoco es que nos destrozara el presupuesto, porque es un pequeño electrodoméstico bastante barato. Los hay a 10€ en las tiendas MGI (esas en las que todo vale a 10€), a 12,90€ están ahora de oferta en Hipercor, a 19,90 cuando los ponen en  el Lidl...
¡Y qué buena compra fue esa!
Lo que se compró solo con la intención de calentar agua para el té y las infusiones (desengañaros, el microondas ni remotamente la calienta igual), ha acabado siendo insustituible a la hora de empezar muchas preparaciones de cocina. Mayoritariamente el día que comemos pasta.

¿A quién no le gusta la pasta, eh? Que levante la mano.
La pasta es el recurso más rápido y más barato cuando estás falto de ideas sobre qué comemos hoy, o cuando se te ha ido el santo al cielo o se te ha complicado la mañana y se te ha hecho tardísimo para la comida.
Entonces echas mano de los macarrones, los espaguetti o lo que tengas en la despensa, porque, ya lo dice el paquete, se cuecen en 8 minutos y ya está la comida hecha.
Bueno, a ver, eso cierto cierto no es. Antes tienes que hervir el agua y eso también tarda un tiempo. Entre 5 y 15 minutos, dependiendo de toda una serie de conceptos físicos como la altura sobre el nivel del mar, la temperatura del agua al inicio del calentamiento, la presión atmosférica, la temperatura que le apliques... ¿A que ni remotamente sabíais todo eso y tampoco os interesa en lo más mínimo? Con saber que el agua hierve antes si tapas la olla, ya vamos bien.

Esta mañana me he dedicado a tomar el tiempo que tarda en mi vitrocerámica con el calor al máximo, y un litro de agua tarda 10 minutos en arrancar a hervir y 50 segundos más en llegar a ese punto de ebullición que no se para cuando le echas la pasta. Total 11 minutos que sumar a los 8 o 10 que tardan los macarrones en cocerse: de 19 a 21 minutos. Julius en el Canal Cocina os hace un menú completo en ese tiempo ;-)
A la misma vez he puesto un litro de agua en el hervidor y ha arrancado a hervir a los 2min 5seg y ha llegado a los 100º (mi hervidor tiene cuatro temperaturas para elegir) a los 2min 50seg.
Ocho minutos antes que el agua de la olla (tapada).
¿Qué para qué os cuento esto? Pues porque es mi truco ahorra-tiempo. Cuando voy a hacer pasta pongo la olla al fuego con dos dedos de agua para que vaya calentando al tiempo que caliento el resto de agua en el hervidor. Normalmente ambas cosas hierven a la vez, así que en tres minutos tengo el agua lista para echar la pasta.

Otros trucos que todos hemos hecho para ganar tiempo en la cocción:

  • Empezar con agua caliente (sólo recomendable si tienes calentador propio, no si tienes agua caliente de la caldera de la comunidad)
  • Calentar la mitad de agua en la olla y la otra mitad en el microondas.
  • Empezar con poca agua y conforme va hirviendo ir añadiendo poco a poco esperando nuevo hervor hasta tener la cantidad necesaria.

Nada comparable en comodidad. Y por supuesto, el mismo "truco" para todas las veces que hay que usar agua hirviendo (esto ya es una perogruyada como la copa de un pino)

Ya sabéis, si veis un hervidor de agua baratito, no penséis ¡vaya cacharro inútil!, que con lo que os quita de trabajo, se amortiza rápido.

Y ya que tenía un litro de agua hirviendo en la olla y otro en el hervidor, ¿a que no adivinais que vamos a comer hoy?

En otra entrada (después de comer, que mira que hora se me ha hecho al final), la receta que es superbaratita ;-)
♥ ♥ ♥

4 comentarios :

  1. Tengo una redecilla de plástico, de esas que vienen con los tomates; con ell meto los huevos que quiero hacer duros en el hervidor y "los pesco" una vez están cocidos. La redecilla , sirve básicamente para evitar golpearlos y facilitar , ya que mi hervidor silvercrest del lidl tiene una boca de entrada no muy cómoda .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-D ¡Qué bueno! Nunca se me había ocurrido, pero es un buen truco... Aunque habrá que limpiar bien la cáscara de los huevos antes de meterlos.
      Mi hervidor también es el Silvercrest del Lidl ;-)

      Eliminar
  2. Yo tambien hago los huevos y de varias formas y mas recetas con mi hervidor, estan ene le blog: www.simplementecocina.com :)

    ResponderEliminar
  3. Un poco de confusión respecto a la física. Aclaro: la altura a nivel del mar determina precisamente la presión a la que vas a hervir (para el agua cuanto mayor sea la presión, más alto se coloca el punto de ebullición: de ahí que se usen ollas a presión para permitir cocinar los alimentos a mayor temperatura). La temperatura no se aplica a nada, es una propiedad de tu sistema susceptible de cambiar si se transfiere calor.

    El tiempo que tarda en hervir el agua en esa tetera sólo depende de la presión ambiente, la temperatura inicial del agua y la potencia que seas capaz de transferir a la tetera (eléctrica, a través de fuego, removiendo con una cuchara o como quieras).

    ResponderEliminar

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.