miércoles, 2 de octubre de 2013

El Eco Parque Móvil. La alternativa al Punto Limpio

El sábado, como amaneció "medio qué", me fui al mercadillo. "Medio qué" es cuando al hablar del tiempo con la gente tienes las mismas posibilidades de oír: Parece que va a escampar o Parece que se está preparando un buen tormentazo. El sábado el día amaneció así. Por suerte no cayó el mar en una gota, aunque tampoco escampó, pero como a mí ya sabéis que me gusta el tiempo otoñal, nublado, fresquito y digamos que típicamente inglés, disfruté mucho del paseo.

El caso es que ya llevaba medio mercadillo andado cuando recuerdo que no he echado en el bolso ni las radiografías ni la alcachofa de la ducha. Sí, no os quedéis a cuadros :-D no es que me dedique al trueque de artículos usados en el mercadillo.
Es que aprovecho los sábados del mercadillo porque ponen un Eco Parque Móvil en una de las entradas y me viene fenomenal para tirar todo lo que no va a un contenedor específico y tendría que ir a un Punto Limpio.

Lo que puedes depositar en el EcoParque móvil



Este sábado, solo me acordé de llevarme un cartucho de tinta usada y un ratón de ordenador que ya no funcionaba, y en casa se me quedaron dos radiografías que encontré haciendo limpieza y una alcachofa de ducha que guardé por si acaso la necesitaba en alguna ocasión, cuando la obra, y ha estado rodando por casa tres años porque me cuesta desoír la vocecita en mi cabeza que me recuerda que, según la Ley de Murphy, es más que probable que en cuanto la tire, resultará que la necesitaré.

Seguramente todos hemos tenido en algún momento la duda de dónde tiro el fluorescente que acabo de cambiar en la cocina, qué hago ahora con esta radiografía que andaba por casa desde que me hice aquel esguince, o en qué contenedor tiro todos los CD de programas de ordenador que venían de regalo con aquellas revistas de hace un siglo. Sabemos que la respuesta es llevarlos a un Punto Limpio, pero ¿y si el Punto Limpio de tu ayuntamiento te pilla donde Cristo perdió el gorro, como me pasa a mí? Porque yo estoy a favor del reciclaje como la que más, pero con un mínimo de facilidades. Una cosa es que yo separe todo lo correctamente que pueda los residuos para facilitar su posterior reciclaje, y otra cosa es que encima me cueste el dinero.

Precisamente ahora estamos muy sensibles los granadinos con ese temita, y es que la Diputación nos acaba de girar un recibo por el pago de la tasa por el "tratamiento de residuos sólidos" y ha necesitado de una carta de dos folios para justificarse, lo cual ya indica que es difícil de explicar. No sé cómo se pagaría antes esa tasa (venía incluida en el recibo de agua y basura), pero ahora se paga según el valor catastral del domicilio, o sea que mi madre, por poner un ejemplo, que vive en un piso con mayor valor catastral que el mío, paga más, aunque ella sea una señora mayor y sola y genera muchos menos residuos sólidos que en casa que somos tres, o en la de mis vecinos que son cinco y tres perros, o en la de mi vecina que es de la edad de mi madre y también vive sola.
Así que le cuento de qué va la nueva tasa y, como ya está muy mayor para recurrir a la desobediencia civil, porque esas cosas tienes que tenerlas interiorizadas desde joven, decide que para la basura que ella genera, ya no va a separar lo del amarillo. Que separe el ayuntamiento y así se apañen entre un organismo y otro.
Y no es a la única que se lo oigo decir, que hay mucha gente que piensa que es de tontos darse el trabajazo de separar la basura en todo lo reciclable para que luego encima te cobren.

Tengo que reconocer que es una postura que hasta se me ocurrió a mí al ver el recibo. Porque reciclar no es fácil - lo correcto sería decir separar para reciclar, pero nos entendemos mejor diciendo reciclar directamente-. Tienes que tener una mínima infraestructura que está ocupando sitio en tu casa: Que si el recipiente para lo del amarillo, para el papel, para el vidrio, para las pilas, para el aceite, la bolsita con las medicinas para el Punto Sigre, el cubo de la basura normal y la caja con lo que va al punto limpio, y eso contando con que en Granada no hay contenedores de orgánico, que si los hubiera, sería otro recipiente para separar.
Y además de toda esa parafernalia, tienes que dedicar tiempo a llevar los residuos a su contenedor correspondiente, que en el caso del amarillo, azul, verde y normal siempre te pillará en un radio de 50 mts de casa, pero para pilas y aceite hay que andar un poco más, porque hay menos contenedores y están más espaciados, y Puntos Limpios quizás haya ciudades que tengan uno por barrio, pero en Granada solo hay uno, que yo conozca, está en la otra punta y ni siquiera hay un autobús que deje en la puerta, así que al menos me lleva 45 min. llegar a él.
Por suerte el ayuntamiento ha solucionado ese problemilla y coloca un remolque ejerciendo de EcoParque Móvil en cada uno de los mercadillos de barrio y así nos facilita el depositar todos esos elementos que no tienen cabida en los contenedores estandar.

Pienso yo que Granada no será pionera en este servicio (me quedaría boquiabierta si así fuera) así que es muy probable que en vuestra ciudad funcione algo similar y vuestro ayuntamiento os pueda ayudar a encontrarlo.

Como recordatorio os dejo un cuadro con lo que va en cada contenedor y otro más exhaustivo del amarillo, que es el contenedor que más interrogantes nos suscita.

Qué va a cada contenedor

Qué puedo llevar al contenedor amarillo

Como inciso, para los cafeteros que no sepáis que hacer con las cápsulas Nespresso y similares, aunque buscando por internet leais artículos que dicen que no pueden considerarse un envase y que por tanto no van al amarillo, eso se refiere a que no pueden ir al contenedor tal cual están, con café dentro. Lo único que hay que hacer es sacarles el café (es rápido y fácil, ya lo cuento al final de esta entrada: Aprovechar hasta el fondo las cápsulas Nespresso) y llevar los envases vacíos y limpios -no hace falta lavarlos con agua, con pasarles un trapillo para quitar casi todos los restos, ya vale- al amarillo y el café al orgánico, o al de basura normal, o darle un segundo uso, como el truquillo que os comentaba en esta otra entrada: Quitar la grasa fácilmente con los posos de café.

En fin, como veis, por mi mala cabeza, ya tengo excusa para volver al mercadillo el sábado que viene ;-) ¡qué se le va a hacer! :-D
♥ ♥ ♥

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.