viernes, 6 de diciembre de 2013

Pollo a la naranja. Sano y ligero

Hoy es festivo en España: El día de la Constitución. Tradicionalmente hoy es el día que da el pistoletazo de salida a dos manifestaciones típicas de este mes: La iluminación navideña en las ciudades y el inicio de la ronda de comidas o cenas pantagruélicas. Sabemos que llegarán la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la de San Esteban en muchas provincias (y en las que no, la comida para acabar los restos navideños que es hasta peor), la cena de Nochevieja, la comida de Año Nuevo y el gran final con el roscón de Reyes. Pero antes hay que encajar la comida con los compañeros de trabajo, la de los amigos, la de los antiguos alumnos... y toda esa carrera alimenticia, tradicionalmente, como digo, comienza hoy.

Más de un estómago se pone a temblar ya en el mes de octubre imaginando lo que se le viene encima a partir del seis de diciembre. Y conforme vas siendo más mayor, más tiemblas. 

Ayer estuve comiendo en casa de mi madre que hizo uno de nuestros platos favoritos y, como recordé todos esos consejos saludables que te recomiendan hacer las comidas más ligeras de lo habitual durante el resto del mes, para contrarrestar el brutal aumento de calorías, grasas y demases que le metemos al cuerpo, se me ocurrió hacerle una foto para ponérosla hoy aquí. 

Mala idea, ya que la foto es bastante penosa porque no llevaba la cámara y la hice con mi móvil que es poco menos que prehistórico, pero la receta, como todas las que os cuento, es muy sencilla, apetitosa y ligera, así que dejaremos a un lado la calidad fotográfica... que ya sabéis lo que se dice: ¡Qué pinta tiene... Mejor sabrá!

pollo a la naranja


Ingredientes
Un cuarto de pollo por persona
El zumo de una naranja grande (que no sea de las amargas)
Otra naranja en rodajitas finas
El zumo de medio limón
Mezcla de especias para sazonar pollo

Preparación
Preferiblemente, como en todas las recetas con salsa, usa una cazuela o una sartén antiadherente. Corta el pollo en trozos pequeños. Espolvorea un poco de sazonador en el fondo de la cazuela. Echa en ella los zumos. Coloca el pollo y las rodajitas de naranja y espolvorea con sazonador por encima.

Cuece a fuego lento de veinte minutos a media hora, según te guste de hecha la carne. Si calculas que se va a quedar corto de líquido, puedes añadir un poco de agua.

Y ya está. Como veis más sencillo no puede ser, ni más ligero tampoco ;-)

Como acompañamiento puedes hacer las patatas al horno con la ayuda del microondas que se harán en el mismo tiempo que el pollo y seguirás manteniendo las calorías a raya.

Y si lo haces para los niños, en lugar de cualquier parte del pollo, usa solo una pechuga cortada en trozos y el éxito estará asegurado.

Ya me contaréis :-D
¡Buen provecho!
♥ ♥ ♥

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.