martes, 3 de diciembre de 2013

Mis pequeños trucos en la cocina

Hace tiempo que no os traigo ningún truquillo de los míos, así que hoy voy a contaros dos o tres que me hacen un poco más fácil la vida cocineril.

Los dos primeros me los contó mi madre:
Cómo conseguir que los plátanos no se te maduren rápidamente y se pongan negros
El truco consiste en envolverlos muy bien con papel de aluminio por la parte que pegaría a la rama.
La primera de las fotos la tomé a las doce de la mañana del 25 de noviembre y la segunda cuando pelé el plátano para merendármelo a las siete de la tarde del 1 de diciembre. Durante esos cinco días los plátanos estuvieron en la encimera de la cocina. Si los hubiera metido en la nevera, habrían durado mucho más, claro.

los plátanos preparados

los plátanos cinco días después. Perfectos


Y como conseguir que los tomates no se pasen y se pongan negros
Sabéis que con el tiempo los tomates empiezan a ennegrecerse por la parte que pegaría a la rama. Pues bien para que eso no suceda, el truco es de lo más simple. Consiste en colocarlos de manera que esa parte siempre quede hacia arriba.
Si son tomates en rama, es mejor no separarlos de la rama hasta que los vayamos a consumir, porque duran más.
Y un tomate lavado se pasa mucho antes que uno sin lavar.

tomates en rama | Foto: www.bioespace.es



De mi buena relación con el microondas os dejo éste que es útil cuando te encuentras con un trozo de pan que se ha quedado duro y sabes que si intentas cortarlo se va a romper en trozos.
Conseguir que el pan duro se ponga tierno de nuevo
Es sencillo. Moja una hoja de papel de cocina y escúrrela bien. Envuelve el trozo de pan y mételo en el micro unos 30 segundos. La humedad del papel pasará al pan y cuando lo saques podrás cortarlo estupendamente. Vale que no vas a hacer un bocata con pan de dos días, pero para tostadas queda perfecto.

Solución para el pan duro



Muchas veces vamos a la compra y nos traemos para casa mucho más de lo que teníamos previsto y el camino de vuelta se convierte en un suplicio porque las bolsas de plástico pesan bastante y las asas se te clavan en las palmas de las manos. Para evitarlo, existen las 
asas para bolsas
Este pequeño artilugio que se encuentra fácilmente en las tiendas tipo bazar soluciona ese problema. Si no lo encuentras, poner un trozo de cartón entre la bolsa y los dedos también vale.

Asas para coger las bolsas



Otro artilugio que te hace la vida más fácil es: 
Click Out (extractor de enchufes)
que además está patentado y fabricado en España. En lugar de pelearte por desencajar el enchufe a base de tironear, solo hay que bajar la palanquita y sale solo. Para las personas mayores es absolutamente genial. Yo los tengo desde hace muuuuchos años y hace poco me decidí a buscar por la red a ver si aún seguían existiendo y sí. Los tienen por ejemplo en el Mercadillo de Inventos/On Line de la Asociación de Inventores de Castilla y León.
En youtube hay un vídeo de solo 8 segundos para que veáis lo simple y efectivo que es.

El "desenchufador" más sencillo y cómodo   Blister de Click Out


Espero que os hayan parecido útiles y ¿qué tal si os animáis y me contáis alguno de los truquillos que tenéis vosotros? 
♥ ♥ ♥

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.