viernes, 25 de enero de 2013

La Nespresso bien limpita

Hoy toca un truquito de ahorro-trabajo que me ha pasado mi hermana Encarni para los que tenemos una cafetera Nespresso.

Es muy simple: Consiste en poner una servilleta (o una hoja de papel de cocina) doblada en el depósito donde caen las cápsulas usadas y otra en la bandeja donde pones la tacita para el café.
De este modo, cuando acaba de salir el café y tú retiras la tacita, el goteíllo que siempre queda, que son una o dos gotitas, empapa la servilleta en lugar de manchar el recipiente y lo mismo pasa con las cápsulas mojadas.


        

Así, con solo cambiar las servilletas te ahorras un buen puñado de lavados del recipiente, que con los positos del café se hubiera quedado bastante asquerosillo y de esta forma permanece limpito... y las servilletas al cubo de basura y listo :)
♥ ♥ ♥

1 comentario :

  1. Anda que no me he ahorrado yo fregados!!! Muy buen truco, sí que sí! ♥

    ResponderEliminar

Recuerda que no hace falta estar registrado. Elige nombre/URL y pon tu nombre, apodo o nick.
Suscríbete si quieres recibir un aviso en el correo de nuevas respuestas a tu comentario.